Calderas de gas natural: TIPOS, MARCAS E INSTALACIÓN

CALDERAS DE GAS: TIPOS, MARCAS E INSTALACIÓN

A la hora de comprar o de reformar una vivienda, muchos propietarios valoran los beneficios de emplear una calderas de gas natural. Al contrario que las de gasoil, utilizan un combustible considerablemente menos contaminante a la par que demuestran una eficiencia energética muy superior. Además, entre sus ventajas también se cuenta la de que ofrecen altos niveles de seguridad.

Sin embargo, el proceso de selección y de instalación de dichas calderas no siempre se conoce al detalle. Por ello, a continuación vamos a explicar qué tipos de calderas y de marcas de prototipos hay y qué debes hacer para poder llevar a cabo su instalación.

Tipos de calderas de gas natural

La principal diferencia es la que supone adquirir calderas de condesación o calderas estándar. A nivel de rendimiento, la de condensación siempre otorga un plus de eficiencia. Al nutrirse de la energía que acumula por medio del calor del agua calentada, es mucho más ahorrativa a nivel energético que la estándar, ya que consume mucho menos combustible para generar el mismo efecto. Por otra parte, es cierto que las calderas de condensación, mucho más modernas, son bastante más caras que las estándar. No obstante, ese gasto suplementario puede acabar amortizándose fácilmente a lo largo de los años, sobre todo considerando la larga vida útil que tienen todas las calderas.

Marcas de calderas de gas

Entre las más conocidas están las  Baxi, Junkers … No olvides tampoco las calderas Vaillant, que ofrecen una línea muy atractiva de calderas de condensación. Esta marca en particular se caracteriza por hacer hincapié en el cuidado del medioambiente que supone el uso de este tipo de productos.

No obstante, a la hora de decantarte por una marca, asegúrate simplemente de que cuenta con un catálogo suficientemente amplio y variado. Después de todo, se trata de que des con aquella caldera que mejor se adapte a tus necesidades. Para ello, trata de calcular la media de tu gasto energético mensual y elegir una que por lo menos te garantice ese mínimo sin ningún problema técnico. Así te ahorrarás problemas y aumentarás de forma natural la vida útil del producto.

La instalación de calderas 

Antes de nada, debes tener en cuenta que para llevar a cabo este paso precisas de la colaboración de instaladores de calderas o técnicos especializados. Además de instalar la caldera propiamente dicha, deben de conectarla al suministro energético.

Para ello, puedes contar con empresas que se dedican específicamente a ello o también con la empresa que te distribuye el suministro de gas. Después de la instalación, deberán proporcionarte el correspondiente certificado oficial.

INSTALACIÓN DE CALDERAS DE GAS

Fuente de la imagen: pixabay

 

Ahora ya sabes todo lo necesario para plantearte si te merece la pena instalar en tu propiedad una calderas de gas o no. ¿Lo harás?

 

Entérate de todas nuestras novedades

Facebook ITRSL

INSTALACIÓN DE CALDERAS EN GUADALAJARA

INSTALACIÓN DE CALDERAS EN GUADALAJARA

La instalación de calderas en Guadalajara ha aumentado su demanda en los últimos años de forma considerable. En este artículo te hablamos sobre ellas y sobre cuáles son las mejores que hay en el mercado.

¿Qué es una caldera de gas?

Son dispositivos que se instalan en edificios de toda índole y que proporcionan calefacción y agua caliente.

Además de esto, aprovechan parte del calor que se pierde en forma de vapor para generar un rendimiento extra. Esto permite consumir entre un 15 y un 30 por ciento menos de gas, algo que apreciarás mucho en el bolsillo todos los meses.

Las dimensiones de estos aparatos varían en función de la capacidad de cada uno. Para casas de una gran amplitud, serán necesarias calderas más grandes que para casas más pequeñas.

Potencia que debe proporcionar una buena caldera

El precio de una caldera a la hora de comprarla para llevar a cabo su instalación está directamente relacionado con la potencia que esta es capaz de proporcionar.

Las más reducidas puedes encontrarlas en torno a los 25 kW de potencia. Son las más comunes y son aptas para viviendas con unos 90 o 100 metros cuadrados de máximo y dos baños.

Otra potencia frecuente es la de 30 kW. Esta es ideal para casas de hasta 150 metros cuadrados y, como máximo, 3 baños.

Por último, puedes encontrar calderas que son capaces de proporcionar 35 kW. Estas calderas pueden abastecer 3 baños de forma sobrada y abarcar 250 metros cuadrados.

Las mejores calderas

Empezaremos hablándote de Junkers. En la actualidad, es el líder del mercado español en la producción de calderas de gas. Poseen una amplia gama de calderas de diferentes tipos (circuito estanco, tiro natural y tiro forzado) con tecnologías punteras en el sector.

No obstante, la joya de la corona para esta marca es la caldera Junkers Cerapur Confort ZWBC25/30 – 3C. Esta proporciona 25 kW de potencia y posee unas dimensiones de 710 x 400 x 330 mm. Es la más vendida del mercado ahora mismo y perfecta para viviendas de 90 metros cuadrados y dos baños máximo.

Por otro lado, tenemos a Saunier Duval. Esta empresa ha conseguido estar a la cabeza de la tecnología de calefacción, creciendo cada vez más durante los últimos 100 años. Se caracterizan por trabajar sus productos incluso después de crearlos, llegando así a un nivel de excelencia en cuanto a calidad.

La caldera de esta marca más vendida es la Saunier Duval Thema Condens 25A. Es capaz de proporcionar 25 kW, tiene 745 x 410 x 344 mm de dimensión y está recomendada para viviendas de hasta 90 metros cuadrados y tres baños máximo.

Como tercer competidor principal encontramos a Valliant. Es una compañía internacional especializada en climatización. Sus productos son muy respetuosos con el medio ambiente.

Como producto estrella tienes la Vaillant VMW ES 236/5-5 F A ecoTEC plus. Es capaz de proporcionar 23 kW y está recomendada para viviendas de hasta 80 metros cuadrados con baño y aseo. Tiene unas dimensiones de 720 x 440 x 338 mm.

La instalación de calderas en Guadalajara sigue aumentando su demanda y ahora sabes cuál elegir y por qué.

Síguenos en RRSS

Mantenimiento caldera

mantenimiento de una caldera

Mantenimiento de una caldera

El mantenimiento de una caldera es fundamental para optimizar el uso y rendimiento de estas. Debe hacerse periódicamente para asegurar que funciona correctamente y de forma segura.

Además, el Reglamento de Instalaciones Térmicas de Edificios obliga a hacer revisiones cada dos años, a parte de una inspección por parte de la empresa suministradora de gas cada 5 años. Estos plazos pueden ser inferiores según la Comunidad Autónoma.

El funcionamiento de las calderas y la duración depende mucho del uso que se haga de ellas que será muy diferente en cada caso.

Con el trabajo de mantenimiento de calderas podrás:

 

  • Prevenir las averías antes de que se produzcan
  • Verificar el buen funcionamiento y rendimiento de la caldera para asegurar un óptimo periodo de vida útil.
  • Además, garantizar un consumo eficiente para el ahorro de energía.
  • Asegurar el funcionamiento de la caldera de modo seguro, para evitar cualquier tipo de accidente.

 

Ya conoces la importancia del mantenimiento de una caldera. En ITRSL nos tomamos muy en serio el cuidado de nuestros productos para cumplir con las prestaciones de estos. Por eso contamos con un equipo de profesionales para garantizar el correcto y seguro funcionamiento de las calderas de nuestro clientes.

 

Síguenos en RRSS

¿Cambiar una caldera gas, Cada cuánto tiempo se debe debe ?

CADA CUANTO TIEMPO DEBES CAMBIAR UNA CALDERA DE GAS

¿Cada cuanto tiempo se debe cambiar una caldera de gas?

Si estás aquí, seguramente te estés preguntando cada cuanto tiempo debes cambiar una caldera. Las calderas de gas aunque tienen una larga vida, esta no es para siempre, y como cualquier aparato, tiene una vida útil que dependerá de la marca, la tecnología y los materiales con la que fue fabricada.

Por esto, no existen unos intervalos de años fijos en los cuales se debe de cambiar la caldera antigua, pero la media está entre 10 y 15 años.

Una caldera de gas es necesaria cambiarla por otra nueva, además por renovar el equipo, porque tienen una tecnología más avanzada que proporcionan mayor eficiencia, y proporcionan más calor con un menor consumo de energía. Aunque se realiza una importante inversión para cambiarla, a la larga, de 3 a 4 años, comenzará a ahorrar gas y con ello dinero.

Además, con la instalación de una caldera más eficiente contribuye a la conservación del medio ambiente, ya que las calderas nuevas emiten menos gases de efecto invernadero a la atmósfera como CO2 o NOx.

El mejor momento para la sustitución de una caldera de gas es hacerlo en el verano, ya que en este periodo no necesita encender la calefacción y el agua caliente no es tan necesaria como en invierno.

El cambio de caldera se realiza en apenas unas horas, por lo que el cambio es rápido cuando lo realiza personal cualificado para la instalación de calderas de gas.

Más consejos en:

caldera condensación las 4 mejores ventajas

VENTAJAS-DE-LAS-CALDERAS-DE-CONDENSACIÓN-730x340

Las ventajas de las caldera condensación

Son muchas con respecto a la caldera condensación:

Mayor eficiencia energética

Las calderas de  condensación son las calderas más eficientes, con rendimientos de hasta el 109%, por la recuperación del calor latente en los humos de combustión.

Menor consumo de gas

Gracias a la recuperación de energía de los humos de combustión, las calderas de condensación consiguen un ahorro en torno al 25-30% en el consumo de energía, lo que reduce el gas consumido y con ello la factura mensual. Esto hace que el coste de compra de una caldera condensación se amortice mucho más rápido que una convencional.

Menos emisiones contaminantes

La recuperación de energía reduce la temperatura de los gases de combustión bajando su temperatura entorno a 45°C, lo que limita las emisiones de gases a la atmósfera, reduciendo hasta en un 70%, las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx) y dióxido de carbono (CO2).

Más silenciosas

Las calderas de condensación funcionan sin paradas por lo que evitamos el continuo sonido de encendido.

En este vídeo de Vaillant puedes ver las princpales ventajas de una caldera de condensación:

 

 

¿Qué son las calderas de condensación?

Las calderas de condensación son calderas de alto rendimiento las cuales aprovechan el calor latente de condensación presente en los humos de la combustión, mientras que las calderas convencionales, instaladas hasta hace poco años, no eran tan eficientes, perdiendo gran cantidad de calor generado por los humos de combustión.

Desde el 2015, sólo pueden fabricarse este tipo de calderas, por lo que el resto de calderas menos eficientes desaparecerán del mercado, por ello son las que en mayor proporción se instalan en los hogares.

Pueden alcanzar hasta un 109% de rendimiento gracias a la energía calorífica recuperada de los humos de combustión, mientras que las calderas convencionales no suelen llegar al 85% a potencia máxima.

Su funcionamiento consiste en la condensación de los humos de combustión: una parte del calor latente se evacua por los humos, lo que implica una temperatura muy elevada de estos humos que pueden alcanzar los 110°C. Una caldera de condensación permite recuperar una gran parte del calor latente y esa recuperación de energía reduce la temperatura de los gases de combustión hasta temperaturas entorno a 50°C o menos, limitando así las emisiones de gases contaminantes.

Las calderas de condensación deben cumplir con la Directiva Ecodesing 2009/125/EC (ErP Directive), que establecen unos requisitos obligatorios en el diseño industrial para que sean respetuosas con el medio ambiente, reduciendo las emisiones de CO2 a la atmósfera.

En este vídeo explicativo de FEDECA, puedes ver las diferencia básicas entre una caldera de condensación y las calderas convencionales: